top of page
Buscar

NEUROPLASTICIDAD Y ESTRÉS POSTRAUMÁTICO: ¿PUEDE EL CEREBRO SUPERAR EL TRAUMA?

Rhina Lovo, PhD

20 Mayo 2022

El trauma psicológico tiene secuelas para el organismo, son los síntomas propios de lo que se ha venido a llamar Trastorno de Estrés Postraumáticoque lo padecen las personas que se han visto obligadas a permanecer en una situación de amenaza psicológica o vital de la que no pueden escapar y para la cual los recursos habituales no son eficaces.


¿CÓMO AFECTA EL ESTRÉS POSTRAUMÁTICO AL CEREBRO?

Investigaciones, por medio de neuroimagen han encontrado que las personas con trastorno de estrés postraumático presentan modificaciones en algunas estructuras del cerebro. Algunos de los cambios reportados son:


1. HIPERACTIVIDAD EN LA ZONA DE LAS EMOCIONES: Se observa un incremento significativo en áreas las areas sensoriales primarias y especialmente en la amígdala. Estas zonas del cerebro son responsables del procesamiento de las emociones. Por lo tanto, el estrés postraumático se asocia con DESREGULACIÓN EMOCIONAL, incremento de respuestas de miedo, y respuestas agudas a situaciones presentes que se convierten en “trigger” o disparadores.


2. HIPOACTIVIDAD EN EL CORTEX PREFRONTAL: Se reducen las funciones cognitivas más complejas en el córtex prefrontal, lo que tiene implicaciones negativas en la ATENCIÓN. Específicamente, se observan problemas en la atención sostenida focalizada y alternante. Asimismo, la MEMORIA DE TRABAJO también se encuentra implicada, por lo que la manipulación mental de la información se ve afectada.


3. CAMBIOS EN LA FUNCIÓN DEL HIPOCAMPO. Una de las funciones más afectadas es la MEMORIA A LARGO PLAZO. Con la reducción del hipocampo se afecta la habilidad de organizar los recuerdos a largo y corto plazo. Indicando la presencia de problemas, especialmente, en la recuperación de episodios (lagunas mentales), recordar sucesos relacionados con el trauma vivido. Los recuerdos traumáticos se pueden revivir en forma vívida y desorganizada.


EL CEREBRO PUEDE REHABILITARSE

🧠 El cerebro es PLÁSTICO, es decir que se modifica ante estímulos específicos. La plasticidad del cerebro es una propiedad maravillosa que eventualmente permite rehabiliatar en mayor o menor medida las huellas dejadas por un evento traumático en el sistema nervioso.


⭐️ Si bien el estrés postraumático deja su huella en el cerebro, los hallazgos señalan que, otras experiencias pueden hacer que el cerebro recupere su función normal. El conocimiento de esta capacidad es una herramienta fundamental en el área de la salud, ya que permite optimizar procesos encaminados a recuperaciones mucho más exitosas desde el punto de vista neurofuncional.


LA NEUROREHABILITACIÓN DEL TRAUMA DEBE SER ENTENDIDA COMO UN PROCESO INTEGRAL

🌈 La rehabilitación integral de las personas con trauma psicológico requiere integrar lo físico, emocional, social e incluso espiritual para muchos. Es necesario indagar como estos factores se interrelacionan y afectan su calidad de vida.


La desregulación emocional, las disfunciones cognitivas, estados de depresión y ansiedad crónicos, expresión de ira, alteración en el patrón de las relaciones, mayor susceptibilidad a abuso de alcohol y a crear adicciones, conductas autolesivas y conductas de riesgo, ideación suicida, dolores crónicos o condiciones fisicas, son algunas de las posibles secuelas del trauma, aunque no las única. Factores protectores y de riego, factores genéticos y ambientales, entran en juego en el desarrollo y la intensidad de los síntomas. Es muy importante brindar soporte para el cuidado de estos factores durante la rehabilitación integral.


¿QUÉ HACER EN CASA?

🤔 10 puntos: Existen actividades que favorecen/ benefician el procesamiento neuropsicologico del trauma tales como:


1. ARTE TERAPIA: actividades que estimulan el hemisferio derecho: visualización, practicar la música, actividades artísticas y creativas, terapias basadas en movimiento, escribir con la mano no dominante, escribir un diario.


2. PSICOEDUCACIÓN: estudiar el tema y entender el trauma, sus efectos en nosotros, es importante.


3. GROUNDING: actividades tales como respiración profunda, yoga, Mindfulness, relajación progresiva, sumergirte en la naturaleza y tomar consciencia. prácticas espirituales tales como la oración meditada, practicar gratitud. Masaje y contacto físico.

4. SENTIDO DE SEGURIDAD: Crear ambientes seguros no significa encerrarte en una burbuja. Implica hacer los cambios necesarios para poder experimentar seguridad fisica, emocional y espiritual. Salir de ambientes y relaciones tóxicas.


5. ACTIVIDAD FISICA: ejercicio regular de tipo cardiovascular ha demostrado ser muy beneficioso.


6. RECONEXIÓN: Sanar del trauma requiere encontrar una o más relaciones seguras, con personas y/o mascotas. No se sana del trauma en el aislamiento. se sana en conexión con otro, en una o más relaciones seguras donde te sientes visto y valorado. Compartir el trauma con una persona cercana y pedir ayuda.


7. HIGIENE CEREBRAL: Lo que consumes cómo duermes, lo que respiras, impacta tu cerebro. Asegúrate de que duermas entre 8-10 horas. Necesitas oxigenarte bien (la apnea del sueño puede estar interfiriendo en tu recuperación por ejemplo). No consumas drogas. Limita el alcohol. Bebe mucha agua, y limita la cafeina sobretodo si tienes trastorno del sueño o niveles altos de ansiedad. Asegúrate de que consumas nutrientes para el cerebro en tu dieta tales como omegas y magnesio, D3, vitamina B. Limita al máximo las azucáres y productos procesados.


8. EXPRESIÓN EMOCIONAL: Permitirte llorar es saludable. El coraje adaptativo es indispensable. Aprender a sentir tus emociones sin tener que actuar en base a ellas se logra con practicas de atención plena.


9. SANAR EL NIÑO INTERIOR: las meditaciones guiadas que te invitan a sanar el niño interior y fortalecerte interiormente.


10. PSICOTERAPIA BASADA EN CIENCIA EN EL TRATAMIENTO DEL TRAUMA: Para muchas personas, sanar su cerebro del trauma psicológico sólo será posible a través de la psicoterapia formal. Existen modelos psicoterapéuticos probados y que se basan en los hallazgos novedodos de la neurociencia, entre ellos EMDR, BrainSpoting, Narrative Exposure Therapy, CBT- Enfocado en Trauma, Somatic Experiencing, Neurofeedback, por nombrar los más conocidos. Más recientemente se están investigando terapias basadas en psicodelicos.


En resumen, el trauma no solo puede provocar efectos mentales, sino que también puede dar lugar a una especie de reset o recalibración del sistema nervioso, en donde se afecta su función y se generan sintomas y conductas maladaptativas. Este no volverá a su estado normal hasta que no se realice una intervención formal para lograrlo. La plasticidad cerebral puede ser estimulada y la neurociencia está aportando valiosa información en este sentido, facilitando la comprensión y recursos en el tratamiento del trauma en términos físicos y funcionales.


Si bien, la neurorehabilitación del trauma psicológico es posible, requiere de esfuerzos basados en ciencia, cambios sostenidos, integrales, holísticos y comprometidos a largo plazo. La persona debe hacerse dueña de su proceso de recuperación pasando de victima a arquitecta de su rehabilitación y crecimiento postraumático. 🌱


Rhina Lovo, PhD


Fuentes consultadas:

Seijas Gómez, R. (2012). Aspectos Neurobiológicos y Neuropsicológicos del trastorno por estrés postraumático. Cuadernos de medicina psicosomática y psiquiatría de enlace, 104, 19-29.



PTSD and the brain #ptsdawareness

13 visualizaciones0 comentarios

Entradas Recientes

Ver todo

Comments


bottom of page